¿Qué es un taller de Práctica Filosófica?

La palabra “taller” nos remite a un trabajo esforzado: hay que ponerse “manos a la obra”, trabajar, esforzarse en cumplir con unas instrucciones, someter el producto de tu trabajo al cuestionamiento de los demás participantes y contemplar la posible necesidad de autocorrección. Suena ortopédico y… lo es. En un taller hay un disparo de salida con unas instrucciones precisas, un desarrollo y un remate final que recoge el fruto del proceso.

El taller es un territorio que tiene sus reglas. Sócrates, con la naturalidad del filósofo maduro y genial, las imponía a sus interlocutores en un “aquí te pillo y aquí te pregunto”, algo que no en vano le costó la acusación de enemigo del pueblo y finalmente acatar la muy civilizada invitación a beberse la cicuta que le impediría de una vez por todas seguir haciendo preguntas, al menos a los que quedaban en este mundo. A los filósofos menos maduros, menos geniales y menos suicidas nos viene muy bien la complicidad de las personas que participan en un taller de práctica filosófica, es decir que conozcan unas mínimas bases y que estén dispuestos de antemano a ejercer una crítica radical sobre el pensamiento que tan a menudo confundimos con nuestra más íntima esencia.

Nuestro taller se acerca un poco al de los herreros. Su trabajo nos ofrece una imagen paradigmática: un obrero que forja instrumentos con otros instrumentos que a su vez han necesitado ser forjados por otros instrumentos. Esta es una idea presente en Spinoza cuando dice que nuestras ideas se forjan con ideas, como una lanza se forja con un martillo y éste a su vez con una piedra.

¿Cuál es la materia que se somete a la forja filosófica? Se podría señalar sin dudar que la principal es el pensamiento, lo que implica que, inevitablemente, trabajamos sobre nosotros mismos. Si en filosofía aprendemos a distanciarnos de nuestras ideas para discriminarlas, sopesarlas, evaluarlas, también aprendemos que al tomar conciencia de eso nos cambia la vida. Es decir, transforma nuestra percepción de nosotros mismos y del mundo. Nuestras ideas y nuestras palabras no son nuestra identidad más profunda pero sí son un como nuestro carnet de identidad, esa carta de presentación de nuestra singularidad. Conocer el perfil y las huellas dactilares que ofrecemos cuando presentamos nuestro pensamiento es una tarea larga y trabajosa que da buenos frutos.

¿Por qué hacer talleres y no otra cosa filosófica? Porque es el modo de crear una estructura clara en dónde pueden descansar las indagaciones. Puede haber toneladas de genio y de ingenio en la vida, en las conversaciones espontáneas de café, de ascensor o subidos a un andamio, pero ninguna de ellas se plantea la función pedagógica de parar a cada dificultad, de cuestionar lo que no se entiende, de subrayar el hecho de estar usando bien o mal una herramienta de pensamiento, de llevar hasta el final una idea, de apoyar la elección en argumentos claros, de hacerse consciente de qué modo las palabras que salen de nuestras bocas llegan al entendimiento de nuestros interlocutores.

Para observar cómo se entreteje este entramado de elementos, como nos estructuran o nos sostienen, “paramos el mundo” en el espacio en el taller.

Los talleres de práctica filosófica tienen también su lugar en la Filosofía para Niños porque la necesidad de crear un pensamiento autónomo y libre nos remonta a los primeros años de nuestra existencia. Allí donde los más románticos dicen que somos más filósofos, porque nuestro asombro no ceja y donde los más prácticos creen que está el momento en el que se empiezan a forjar nuestras herramientas para conocer y comportarnos.

Mercedes García Márquez.

¿Qué actitudes y competencias trabajamos?

ACTITUDES FILOSÓFICAS

Las actitudes filosóficas son disposiciones cognitivas y existenciales que favorecen el aprendizaje, el diálogo y el pensamiento. Desarrollarlas es uno de los principales objetivos de nuestro trabajo.

Calma   Calmar el cuerpo y el pensamiento, apaciguarse, salir de la precipitación y la urgencia, de la necesidad imperiosa de expresarnos. Tomar conciencia del propio funcionamiento y actuar de modo más consciente e intencionado.   Asombro   Reaccionar con sorpresa y curiosidad ante lo inesperado. Valorar la diferencia como una oportunidad para observar diversas perspectivas. Disfrutar de la tensión entre ideas que nos permite cuestionarnos y producir nuevas hipótesis.  
   
  Confianza   Confiar en el otro y en sí mismo sin pensar que hay que defenderlo todo: la propia imagen, las ideas, la persona. Desdramatizar el error, reírnos de lo absurdo y apreciar una idea bella, sea quien sea su autor.     Empatía   Ponernos en el lugar de los demás e interesarnos por ellos, distanciándonos de nosotros mismos, abiertos a examinar y entender lo que nos resulta extraño sin prejuicios y sin necesidad de estar de acuerdo.  
   
  Autenticidad   Atrevernos a pensar y decir lo que pensamos. Hacernos responsables de nuestras ideas, palabras y acciones, aceptando que la duda es parte del proceso. Arriesgarnos a plantear hipótesis y a examinar sus límites y consecuencias.   Ignorancia adquirida   Abandonar nuestras opiniones y certezas, problematizándolas, suspendiendo nuestros juicios para examinar rigurosa y críticamente lo que se nos presenta. Dejar de buscar la «respuesta correcta», única, absoluta y todopoderosa, y trabajar la reflexión en común.  
   
  Confrontación   Confrontarnos con el pensamiento del otro y con el propio sin intentar buscar el acuerdo o el consenso a toda costa, sin minimizar ni glorificar ninguna idea. No respetar las ideas u opiniones en sí mismas, sino la actividad reflexiva. Reconciliarnos con el concepto de crítica, concibiéndola como un juego o ejercicio y no como una amenaza.   Rigor   Escuchar lo que decimos cuando lo decimos, con la disposición de comprometernos con nuestro discurso y ponerlo a prueba, cuestionándolo y examinando sus límites. Superar el temor de equivocarnos, el miedo a parecer tontos y el deseo de tener razón o defender una idea de nuestra «propiedad», para atrevernos a pensar.  

COMPETENCIAS FILOSÓFICAS

Las competencias filosóficas son herramientas que nos permiten pensar con mayor flexibilidad y claridad. Los ejercicios que proponemos han sido cuidadosamente diseñados para ponerlas en juego y tomar conciencia de los problemas de nuestro propio pensamiento.

Interpretación   Dar sentido a una obra, fenómeno o idea, reformulándolo con nuestras propias palabras. Observar una situación o a una persona desde múltiples perspectivas.   Conceptualización   Nombrar un fenómeno o un patrón de comportamiento. Extraer la sustancia de un texto. Estructurar el pensamiento y aclarar nuestro lenguaje distinguiendo lo esencial de lo accidental.  
   
Problematización   Formular preguntas u objeciones que permitan examinar los límites de una idea. Examinar ideas opuestas o alternativas. Cuestionar ejercitando la flexibilidad del pensamiento.   Argumentación   Tomar posición frente a un problema y justificar esa posición con claridad. Proponer diversas hipótesis para explicar desde distintas perspectivas un mismo fenómeno. Profundizar en el pensamiento

MODALIDAD DE TRABAJO

Nuestros talleres se basan en el diálogo socrático y emplean la metodología propuesta por Oscar Brenifier e Isabelle Millon en el Institut de Pratiques Philosophiques (I.P.P.) en el que hemos sido formados. http://www.pratiques-philosophiques.fr/es/bienvenida/

Combinamos la ejercitación individual y el trabajo de indagación colectiva, para promover tanto la autonomía como la colaboración.

Ofrecemos cursos de varios talleres que permiten a los participantes ejercitar una a una las competencias y trabajar actitudes de manera sistemática. Cada curso incluye las siguientes instancias:

  • Ejercicio semanal que los participantes desarrollan autónomamente para practicar individualmente una competencia filosófica. Lo reciben el día posterior al último taller y lo entregan el día anterior al taller siguiente. Entregamos y recibimos estos ejercicios a través de la plataforma Classroom.
  • Taller semanal en que se trabaja colectivamente la competencia abordada durante la semana. Realizamos todas las sesiones a través de Zoom y utilizamos un documento en línea para compartir el trabajo escrito.
  • Grupo de Telegram en el que aclaramos dudas que los participantes puedan tener acerca del uso de las plataformas o sobre las instrucciones de los ejercicios semanales. Utilizamos este grupo también como un espacio en que los participantes puedan compartir reflexiones y preguntas posteriores a los talleres entre sí y con nuestro equipo.

Utilizamos estas tres instancias para entregar retroalimentación grupal o individual a los participantes, dependiendo del tipo de curso y del grupo de que se trate. Además, ofrecemos complementar los talleres con tutorías individuales.

DESTINATARIOS

La práctica filosófica está destinada a personas de cualquier edad que quieran desarrollar su pensamiento, mejorar sus habilidades de diálogo y conocerse a sí mismas. No requiere conocimientos filosóficos previos.

Ofrecemos nuestros cursos en línea a quienes quieran incorporarse a un grupo diverso y también a centros educativos, organizaciones sociales o empresas que quieran implementarlos en el marco institucional.

NUESTRO EQUIPO

Mercedes García Márquez  
Madrid – España   Licenciada en Filosofía por la Universidad Complutense de Madrid.  
Aurélien Vetu
Cali -Colombia   Máster en Filosofía por la Universidad Toulouse Jean-Jaurès.
Yubia Medina    
Chihuahua – México   Licenciada en Antropología Cultural, maestra en Psicoterapia Clínica.
Sara Dorrego    
Galicia – España  Licenciada en Filosofía por la Universidad de Granada, España.
Ricardo Cano  
Tlaxcala – México   Licenciado en Filosofía por la Universidad Autónoma de Tlaxcala, México.
Nadia Villegas  
Ciudad de México -México   Lic. en Filosofía por la UNAM y en Ciencias Cognitivas por la UAEM.
Violeta Meyer  
Llanquihue- Chile   Licenciada en Educación por la Universidad Austral de Chile. Magíster en Letras.  

Más información y contacto

Sitio Web:  http://tallerdepf.tilda.ws

Correo electrónico: tallerpracticasfilosoficas@gmail.com

INTRODUCCIÓN A LA PRÁCTICA FILOSÓFICA PARA EL AUTOCONOCIMIENTO

¿Por qué ejercitar el pensamiento?

Cuando experimentamos rigidez, pesadez o malestar en nuestro cuerpo nos parece natural ejercitar y cuidar de nosotros mismos para adquirir mayor flexibilidad, liviandad y bienestar. Pero, ¿sabemos distinguir cuando nuestra mente se vuelve rígida o pesada?, ¿hacemos algo para cuidarnos y aliviar el malestar que nos provocan nuestras propias ideas? 

Nuestro cuerpo da señales de alerta cuando lo sobre exigimos y también cuando nos volvemos demasiado sedentarios. Podemos decidir ignorar esas señales, pero sabemos que las hemos recibido. 

Nuestra mente también da señales de alerta cuando pensamos demasiado y cuando no pensamos en absoluto. Las principales señales son la confusión y el vacío. 

En realidad, pensar demasiado no es pensar, como cargar sobre los hombros un peso excesivo no es hacer ejercicio. En ambos casos, descuidamos nuestro ser y limitamos su capacidad de movimiento. 

La Práctica Filosófica es una manera de ejercitar nuestra mente, de ponernos en forma para saber cuándo parar y cuándo movilizar el pensamiento. Dialogando con otros, aprendemos una serie de gestos mentales que nos permiten tener mayor dominio de nuestras ideas y al mismo tiempo mayor conciencia de sus límites. 

Salir del sedentarismo o de la sobre exigencia mental puede ser difícil, pues implica abandonar la comodidad o la urgencia. Pero es también una tarea desafiante y alegre que, si se realiza con calma y paciencia, nos permite ser más conscientes y usar la razón para cuidar de nosotros mismos y comprometernos con nuestra propia vida. 

EL 23 DE ABRIL DE 2022 comenzamos un nuevo ciclo de talleres de Práctica Filosófica para el Autoconocimiento.

Si quieres conocer nuestro trabajo, puedes asistir a la primera sesión de manera gratuita.

INTRODUCCIÓN A LA PRÁCTICA FILOSÓFICA PARA EL AUTOCONOCIMIENTO

Para información e inscripción:

http://tallerdepf.tilda.ws/introduccionalapf

LAS ACTITUDES FILOSÓFICAS, taller en línea con Oscar Brenifier, sábado 25 septiembre

Via Zoom (en español) Tendremos un encuentro con Oscar Brenifier que responderá a las preguntas de los participantes sobre el ejercicio filosófico en la consulta individual y los talleres grupales.

El hilo conductor de esta sesión abierta será: LAS ACTITUDES FILOSÓFICAS.

¿Cómo nos hacemos cargo de la dimensión práctica del filosofar dado que ésta no es un mero conocimiento? ¿Cómo influyen los estados emocionales en la elaboración del pensamiento?  ¿Qué actitudes obstaculizan el acto de pensar? ¿Qué actitudes le son favorables? ¿Son las mismas actitudes las que nos llevan a pensar que las que nos permiten llevar una vida filosófica? ¿Es la filosofía en sí misma una actitud?

Oscar Brenifier

El taller tendrá lugar vía zoom el sábado 25 de septiembre de 2021 en el siguiente horario:

• 12:30 Hora de Ciudad de México

• 12:30 Hora de Bogotá

• 14:30 Hora de Buenos Aires

• 19:30 Hora de Madrid

INSCRIPCIÓN

http://zoomconsulta.tilda.ws/

Para cualquier pregunta o dificultad con el registro:

tallerpracticasfilosoficas@gmail.com

ACTIVIDADES DE PRÁCTICA FILOSÓFICA OCTUBRE A DICIEMBRE 2021

Te ofrecemos la formación a través de programas en tres niveles de competencia, en módulos de 10 semanas, prorrogables y combinables.

El primer nivel se dedica a una introducción a la práctica filosófica en los aspectos fundamentales: las competencias básicas del pensamiento y las actitudes que lo propician. Los ejercicios tienen como objetivo trabajar con el propio proceso de pensamiento, especialmente con las dificultades que surjan,  propiciar el autoconocimiento y la ampliación de la visión del mundo. Esta práctica es un proceso de descubrimiento de cómo funcionamos los seres humanos. Es un proceso retador ya que invita a enfrentarse a uno mismo, a analizarse y a cuestionar los propios patrones habituales de pensamiento. 

NIVEL 1

LAS COMPETENCIAS EN LAS QUE NOS CENTRAREMOS:

ARGUMENTACIÓN

Capacidad para justificar las ideas, examinar el proceso de pensamiento de otras personas. Se puede tener una idea brillante sobre algo, pero sin un argumento es difícil justificarlo. La argumentación enseña a ver las relaciones de causa y efecto y a comunicar los pensamientos a otras personas.

INTERPRETACIÓN

Ver diferentes significados detrás de las palabras de alguien, poder ver una situación o una persona desde múltiples ángulos, mirar un problema desde diferentes niveles y nombrarlo, encontrar formas creativas de entender un texto.

CUESTIONAMIENTO

Hacer preguntas claras y precisas. Reconocer problemas en preguntas, conocer diferentes tipos de preguntas. Convertir la idea en una pregunta con una dirección precisa es un arte. Alguien que sabe hacer preguntas es un maestro del diálogo.

CONCEPTUALIZACIÓN

Nombrar un fenómeno o un patrón de comportamiento. Extraer la sustancia de un texto. Esta habilidad permite aclarar el habla, resaltar la esencia y estructurar el pensamiento.

PROBLEMATIZACIÓN

Cualquier afirmación o pregunta tiene límites en su aplicación, ver estos límites es hacerse consciente de una idea. Cuanto mejor es la capacidad de problematizar, mayor es la creatividad. Esto implica aprender a formular objeciones y preguntas.

+ CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO

Comprenderse mejor a uno mismo y a los demás. Nuestras reacciones a las palabras o la actitud de alguien manifiestan nuestra cosmovisión. La capacidad de interpretarlos permite una mejor comprensión de uno mismo: cómo pienso, por qué pienso así y cuáles son los límites de la propia forma de pensar.

ESTRUCTURA DEL CURSO

  • Un ejercicio escrito semanal a entregar antes del taller, a lo largo de 10 semanas
  • Un taller semanal en sábado o domingo de 2 horas de duración, en total 10 talleres

Durante los talleres, trabajaremos en varios ejercicios. La tarea principal es    desarrollar habilidades de pensamiento, capacitarse para identificar y explorar los sistemas de pensamiento de los demás y aumentar el grado de autoconciencia. El trabajo se estructura en un formato de diálogo: el arte de cuestionar siempre estará en el centro de cada sesión.

  • Intercambio de preguntas y comentarios sobre los contenidos del curso en Telegram.
  • Posibilidad de realizar consultas individuales con los tutores del curso.

PLATAFORMAS

Para los talleres usamos la plataforma Zoom.
Todos los ejercicios escritos y las grabaciones de las sesiones se guardan en la plataforma Google Classroom
La comunicación entre estudiantes y tutores se lleva a cabo en un chat de Telegram.

PARA AQUELLOS QUE SE HAN FORMADO CON NOSOTROS ANTES Y QUIEREN MEJORAR SUS HABILIDADES:

NIVELES 2 Y 3

Estos niveles son para aquellos que han completado satisfactoriamente la formación de nivel 1

El enfoque principal aquí es trabajar con otras personas. Aprenderá a interrogar a las personas, elegir estrategias para trabajar con ellas e interpretar su comportamiento. Continuará desarrollando habilidades de cuestionamiento, argumentación e interpretación. Aprenderás a evaluar las tareas escritas de otros alumnos y valorar sus consultas. También profundizará su comprensión de los antecedentes teóricos de la práctica filosófica.

DIFERENCIAS CON LOS CURSOS DE NIVEL 1

Ejercicios más complejos para el desarrollo del pensamiento

Seguirás desarrollando las principales habilidades de pensamiento, pero de una manera más profunda. Trabajará con personas: aprenderá a identificar el problema principal en sus respuestas y su forma de pensar, hará preguntas más precisas y mostrará las limitaciones de su cosmovisión con precisión.

Más teoría sobre el asesoramiento filosófico

Profundizar en la teoría y los principios de la PP:
– importancia de parar el discurso de un cliente para ir paso a paso
– utilidad de la conceptualización,
– tipos de preguntas,
– papel de la problematización,
– etc.

Arquetipos

Analizar diferentes arquetipos de personas, lo que  permite detectar sus formas de funcionamiento, capacitarse para conceptualizar el modo de pensamiento y las actitudes. Investigación sobre cómo interactuar con las personas según sus arquetipos.

Prácticas de consultoría y de formación en competencias

Encargarse  de enseñar a personas no familiarizadas con la práctica filosófica o que se estén iniciando. Ofrecerles retroalimentación, para que otros  puedan mejorar sus habilidades de pensamiento. Realización de consultas individuales como consultor filosófico, apoyado por un tutor.

Realización de talleres

Animación, apoyado por un tutor,  de talleres con personas que no estén familiarizadas con la práctica filosófica o que se estén iniciando en ella.

PARA QUIÉN ES ESTA FORMACIÓN

  • Cualquiera que quiera mejorar su calidad de diálogo y clarificar su pensamiento
  • Personas apasionadas por el autodescubrimiento
  • Cualquier profesional que trabaje con personas   (con individuos y grupos)
  • Especialistas en recursos humanos,
  • Entrenadores de crecimiento personal, coaches de empresa
  • Psicólogos, psicoterapeutas, terapeutas de arte
  • Gerentes, dueños de negocios, directores ejecutivos
  • Profesores de todas las etapas desde infantil a universidad
  • Profesores de filosofía
  • Personas que buscan un cambio de profesión
  • Personas que buscan la autotransformación

PRECIOS: 

Módulo de 10 semanas: 100 euros / 2.300 MX pesos

En cada módulo habrá la posibilidad de hacer una consulta individual privada con descuento sobre el precio normal.

Si tiene dificultades económicas, escríbanos. El dinero no debería ser un obstáculo para pensar.

FECHAS:

NIVEL 1 Inicio Sábado 16 de octubre a las 17h de España, 10h de CDMX. Este módulo finaliza el 18 de diciembre de 2021

NIVEL 2 Inicio Domingo 17 de octubre a las 17h de España, 10h de CDMX. Este módulo finaliza el 19 de diciembre de 2021

NIVEL 3 Inicio Sábado 16 de octubre a las 19:30h de España, 12:30 h de CDMX. Este módulo finaliza el 19 de diciembre de 2021